Preguntas y respuestas

El lobo es el blanco de prejuicios de origen cultural, que no tienen ningún fundamento real.
Con una serie de preguntas y respuestas vamos a desmontar muchos de esos mitos.

¿Es el lobo tan “fiero como lo pintan”?
No. El lobo no supone un peligro para los seres humanos. En los últimos cuarenta años no hay documentado ningún caso de ataque de lobos a personas en España. Si hiciésemos un listado de las 50 especies más peligrosas para el ser humano de la península Ibérica el lobo no estaría en esa lista.

¿Son incompatibles el lobo y la ganadería?
Falso. Desde tiempo inmemorial lobos y ganado doméstico han coexistido y siguen compartiendo los mismos territorios.
En España hay zonas donde el lobo tiene altas densidades de población y se ponen en práctica medidas de protección del ganado, sin apenas conflicto con el cánido. La adopción de medidas preventivas para la protección del ganado (pastores, perros mastines, vallados, pastores eléctricos, recogida nocturna del ganado, etc…) es esencial para evitar daños.

Puedes encontrar numerosos videos que acreditan que la coexistencia es posible. Este es un ejemplo.

¿El lobo es el responsable del declive de la ganadería?
Falso. La actividad ganadera sufre importantes problemas estructurales que nada tienen que ver con el lobo. La situación de crisis en este sector se da por igual en zonas con y sin presencia de este cánido salvaje y el declive del ganado se da independientemente de la coexistencia con la especie.
En los tiempos de esplendor de la mesta había muchas más cabezas de ganado y muchos más lobos que ahora. Los cánidos no fueron una traba para el gran desarrollo que la actividad ganadera experimentó en esa época.

¿El lobo impide el desarrollo rural?
Falso. El lobo es un motor de desarrollo rural, una especie emblemática que aporta un valor añadido a los artículos originados en las zonas loberas. El consumo de productos naturales está incrementándose en toda Europa y los ganaderos deben sacar partido a esta situación. En lugar de ver al lobo como una amenaza deben contemplarlo como una oportunidad que les permitirá mejorar la comercialización de sus productos.
Asimismo, el lobo se ha convertido en una fuente de atracción turística. Algunas zonas loberas han visto incrementar notablemente la afluencia de personas deseosas de contemplar a esta especie en su medio natural, contribuyendo a mejorar las economías locales y a frenar el despoblamiento.

¿El lobo es perjudicial para la ganadería?
Falso. El lobo es beneficiosos para la ganadería ya que contribuye a controlar ciertas enfermedades, actuando como un veterinario natural. Es muy eficiente eliminando animales tuberculosos e impidiendo la propagación de esta enfermedad. En las zonas donde hay lobos, la incidencia de la tuberculosis en la cabaña ganadera es menor. Esto nunca ha sido justamente valorado ni reconocido, pero la realidad es que los lobos ahorran mucho dinero a los ganaderos.
Los lobos también pueden ser determinantes para controlar el avance de la peste porcina que están extendiendo los jabalíes por el este de Europa y que, si llegase a España, podría ocasionar cuantiosas pérdidas a los productores de cerdo ibérico.

¿Las batidas de lobo reducen los daños a la ganadería?
Falso. Está demostrado que las batidas, lejos de mejorar la situación, lo que hacen es incrementar los ataques al ganado. Esto es debido a que al matar algunos lobos del clan, éste se desestructura perdiendo su capacidad de caza. En esa situación, el grupo recurre a lo más fácil que es atacar al ganado que se encuentre desprotegido.

¿El lobo es una especie prescindible?
Falso. El lobo es una especie clave en los ecosistemas ibéricos, que no tiene sustituto posible. Su ausencia genera una serie de efectos colaterales, conocidos como “cascadas tróficas”, que acaban por alterar gravemente el medio natural.
En el siguiente video puedes ver un ejemplo de cómo los lobos contribuyen a mejorar el funcionamiento de los ecosistemas y a aumentar la biodiversidad:

ÚLTIMOS TWEETS